/ La moda, un modelo de negocio de presente y futuro para una región

En los años 60 Galicia vivió una primera gran oleada de nacimiento de nuevas empresas dedicadas a la producción de vestuario, así surgieron cientos de pequeños talleres de costura, casi siempre como negocios familiares, muchos de ellos trabajando para empresas ya consolidadas desde hacía tiempo en la región, complementándose en una simbiosis que sobre todo buscaba la flexibilidad y eficiencia, autentica seña de identidad grabada en el ADN de estas empresas. La segunda gran oleada tuvo lugar en los años 80, donde la apuesta por un producto diferenciado y una marca fuerte fue decisiva para avanzar en el camino del liderazgo del mercado español,  que acabo rendido ante el empuje y la creatividad de las marcas gallegas, que se convirtieron en las abanderas y el estandarte de la nueva forma de vestir que buscaban los españoles para reafirmar la nueva realidad sociológica que aparecía tras la transición de una larga dictadura a la democracia recién estrenada. De aquellos talleres resultaron los actuales imperios de la moda y, lo que es más importante, un floreciente sector para el futuro de una región que hoy representa más del 10% del PIB gallego.

 España un país con tradición en la fabricación de calzado y textil, Galicia es la región española que más ropa exporta, la facturación del sector gallego en 2016 fue de 22,400 millones. Las cifras gallegas de exportación de ropa del año 2016 reflejan un crecimiento del 18%. 433 empresas del sector gallego textil realizaron exportaciones el año pasado, una cifra espectacular cuando hablamos de una región con 2,700,000 habitantes. Sólo Inditex cerró 2016 con una plantilla en todo el mundo de 162.450 personas.

 No se trata sólo del ‘efecto Inditex’, ya que junto al gigante de A Coruña existen multitud de empresas exitosas diseminadas por el resto del territorio. Adolfo Domínguez, Bimba y Lola, Sociedad Textil Lonia, Roberto Verino, Florentino, Nanos, Foque, Pili Carrera, Alba Conde,  Selmark, Sagres, son algunas de las marcas que pujan desde posiciones de privilegio en el mercado global. Y no sólo marcas, hay también empresas líderes en sectores complementarios que han crecido al abrigo de las necesidades de las grandes empresas textiles, como las del sector contract, con capacidad para instalar una nueva tienda en cualquier parte del mundo en un tiempo record, o las del sector logístico, capaces de mover y gestionar el producto entre las fábricas, almacenes, tiendas e incluso directamente al consumidor final a la velocidad exigida por todos ellos.

 Son tantas las circunstancias y variables que explican este fenómeno, que en contraposición con lo que ocurre con un simple logo, que fácilmente puede imitarse, sin embargo, el modelo de negocio de las empresas gallegas, al estar fuertemente soportado sobre competencias que están dentro del entorno en el que opera, puede explicarse pero no es difícilmente copiable, ya que para ello había que replicar el mismo modelo de clusterización, producto de una evolución conseguida a lo largo de muchos años, que no puede improvisarse.

Pero ello sólo quienes están dentro de este fenómeno pueden dar luz a las razones que apuntalan el éxito de la moda gallega. GAL/MX – COLOQUIOS DE MODA, traerá a los principales protagonistas del clúster de la moda gallego que explicarán su visión de esta historia de éxito y futuro.